Peligros de los tratamientos clásicos para piojos

Durante décadas hemos estado utilizando tratamientos químicos para eliminar piojos. Ya sea en forma de champús, lociones o aerosoles, productos contra los piojos son pesticidas y pueden tener efectos secundarios peligrosos.

En primer lugar, es importante saber lo que realmente son piojos y liendres y por qué los debe tratar.

Luego tiene que conocer los efectos secundarios de los diferentes productos vendidos para eliminar piojos, para que pueda tomar una decisión informada sobre los productos que desea utilizar, sea un tratamiento para los piojos químico o un remedio casero elaborado con productos naturales.



Más información sobre los piojos y por qué es necesario eliminarlos

Los piojos tienen un ciclo de vida que dura entre 20 y 30 días. Después de un período de maduración de alrededor de 2 semanas, los piojos hembra fertilizados ponen de 4 a 10 huevos, llamados liendres, por día. Las liendres aparecen como pequeños cuerpos ovales grises y brillantes que se pegan al pelo cerca del cuero cabelludo del huésped. Tendrán aproximadamente 7 días antes de que eclosionen. Después, los piojos jóvenes, llamados ninfas, tiene 24 horas para empezar a alimentarse de sangre humana.

Los piojos inyectan su saliva llena de anticoagulantes que permiten facilitar la salida de la sangre del huésped que ellos parasitan. Es a esta saliva de los piojos que el huésped reacciona. Esta respuesta inmune está por lo general pero no siempre acompañada de síntomas de picazón (picadura o comezón) y excoriaciones (rascaduras).

Es esencial hacer un tratamiento de piojos de inmediato, ya que existe un riesgo de infección asociado: la persona con pediculosis (piojos de la cabeza), conforme se vaya rascando, puede contratar lesiones cutáneas o impétigo (lesiones ulcerosas en la piel). Por otra parte, existe un alto riesgo de contagio debido a que el piojo se transmite fácilmente de una persona a otra. Un solo niño puede contaminar a toda su clase.




Además, el piojo es un vector de tifus, pero afortunadamente esta enfermedad no ha sido  detectada en los países occidentales desde hace mucho tiempo.

Piojos: tratamientos químicos y sus efectos secundarios

Los principios activos más comunes o tradicionales de los productos para piojos son el malatión, la permetrina, el lindano, y el butóxido de piperonil.

Malatión

El malatión como tratamiento para piojos de la cabeza se utiliza en dosis bajas (preparaciones a 0,5%). El malatión en sí es de baja toxicidad, sin embargo, después de la absorción o ingestión por el cuerpo humano el malatión se transforma en el metabolismo en malaoxón, que es mucho más tóxico.

Se dice que este producto mata con eficacia tanto a los piojos adultos como a las liendres, pero en realidad ha demostrado en varios estudios ser sólo parcialmente efectivo en los piojos adultos, y menos aún para matar liendres. Se supone que esto es debido a que los piojos han desarrollado una resistencia contra el malatión.

Permetrina

La permetrina es una sustancia química sintética común que pertenece a los piretroides y es ampliamente usada como insecticida y repelente de insectos. No es conocida por ser peligroso para la mayoría de los mamíferos o aves, pero sí es altamente tóxico para los gatos. Por lo general, tiene una toxicidad baja para los humanos y no se absorbe bien por la piel.

Los tratamientos para los piojos de cabeza suelen ser con permetrina al 1% de concentración.

Sin embargo cabe destacar que la permetrina es clasificada como un carcinógeno humano probable. La exposición excesiva a la permetrina puede causar náuseas, dolor de cabeza, debilidad muscular, salivación, dificultad para respirar y convulsiones.

Lindano

El lindano es una sustancia química que se ha utilizado como insecticida agrícola así como un tratamiento de piojos farmacéutico. En los seres humanos, el lindano afecta el sistema nervioso, el hígado y los riñones, y puede ser un carcinógeno. Su comercio internacional está restringido y regulado y su producción y uso han sido prohibidos en el 2009 en el marco del Convenio de Estocolmo.

Sin embargo una exención específica a dicha prohibición permite que sea utilizado como una segunda línea de tratamiento farmacéutico contra los piojos, y productos que contienen lindano han sido retirados del mercado pero aún se encuentran en muchos de nuestros armarios.

Butóxido de piperonil

El butóxido de piperonil es un sinergista de plaguicidas, lo que significa que no tiene por sí mismo propiedades plaguicidas. Sin embargo, cuando se añade a mezclas de insecticidas, tales como piretrina, su potencia se incrementa considerablemente. Se sospecha de ser cancerígeno y teratógeno, lo que significa que puede causar defectos congénitos en los recién nacidos.

Ninguna de estas sustancias es inofensiva para la salud, de hecho, la mayoría de ellas se consideran cancerígenas o susceptibles de serlo para los seres humanos. Además, efectos secundarios pueden producir síntomas desde fatiga hasta el coma o trastornos cardiorrespiratorios en los casos graves.

Por eso es importante tener cuidado antes de usarlos contra los piojos. Hay muchos tratamientos alternativos que le permiten eliminar piojos, como dimeticona, o si prefiere el tratamiento de piojos natural, puede elegir remedios caseros y tratamientos a base de hierbas, que son seguros y eficaces.